seguro de decesos Asturias

El seguro de decesos en España es, después del seguro de autos, el segundo que mayor penetración tiene. Más de la mitad de la población está asegurado con estas pólizas, que en los últimos años han evolucionado notablemente ofreciendo servicios adicionales al servicio fúnebre propiamente dicho.

El origen del seguro de decesos en España

El origen de este tipo de seguros se remonta a tiempos muy remotos. Ya se tiene constancia de una actividad aseguradora en el código babilonio del Rey Hammurabi. En esa época los juristas del Rey establecían indemnizaciones para viudas y huérfanos, así como la “burocracia” de aquel entonces en el caso de defunción.

El seguro de decesos sufrió un impulso importante en la Edad Media, cuando las expediciones marítimas ya desarrollaban otro seguro conocido, el de transportes, pero en caso de fallecimiento de los tripulantes o invalidez por accidentes o enfermedades, estaban constituidas mutualidades, y posteriormente se extendieron a otros gremios. También fueron muy importantes las cofradías, vinculadas al culto del cristianismo, donde ya se establecían pautas para el enterramiento de los cofrades y ayuda “psicológica” para superar el óbito. Se desprendía de esas acciones que, poco a poco, se iba profesionalizando el servicio.

En España algunas teorías sitúan el nacimiento del seguro en Galicia, dentro del gremio de canteros y pescadores. Puede ser una teoría más que cierta, teniendo en cuenta que las dos principales compañías de este tipo de seguro, Ocaso y Santa Lucía, nacen con dos años de diferencia, 1920 y 1922 respectivamente, en Galicia.

Inicialmente, el seguro de decesos prestaba el servicio funerario a personas con bajos recursos, donde el fallecimiento del cabeza de familia, u otro miembro, suponía un quebranto económico muy importante. Con la evolución del mutualismo se reforzaba la solidaridad entre las personas, con subsidios por enfermedad y accidente, además de capitales de fallecimiento. En este punto entran las tontinas, que serán objeto de análisis en nuestro blog más adelante.

El seguro de decesos en España en la actualidad

En la actualidad, el seguro de decesos es objeto de una importante promoción por parte de las compañías por los importantes retornos que se obtienen. Las garantías que se ofrecen, según la compañía, pueden ser las siguientes:

  • Servicio fúnebre (incluye tanatorio, flores, transporte, incineración).
  • Servicio psicológico y asesoramiento legal.
  • Tramitación de documentación.
  • Asistencia en viaje.

El seguro, como comentábamos, es de prestación de servicio, pero éste se sustenta sobre un capital que en función del lugar donde vivimos, será mayor o menor. Este capital es el que se garantiza en la prestación del servicio. En Asturias, por ejemplo, la ciudad más cara “para morirse” es Gijón, donde los capitales oscilan entre los 4.500 € y 5.500 €, según compañía.

El entierro y todas las prestaciones adicionales resultaran más caras para aquellas personas que no tienen contratado un seguro. Los capitales que se garantizan en las pólizas incluyen las tasas municipales, pero en ellos se contienen los costes de esquelas, tanatorios, etc. negociados con las compañías con las funerarias.

En sucesivas entradas explicaremos los diferentes tipos de primas (natural, nivelada, seminatural) y la información previa a la contratación de un seguro de decesos.

Comments are closed.

Categorías

Newsletter