placas verdes y placas rojas de matrícula

¿Quieres saber qué son las placas verdes y las placas rojas de matrícula? Vas por la autopista y ves un vehículo con una placa de matrícula de color rojo o verde, y empiezas a pensar para qué son. ¿No te ha pasado?

Atrás quedaron los años de autoescuela donde en la parte teórica se estudiaba los diferentes tipos de placas de matrícula que hay en España, y hay varias…

Hoy vamos a centrarnos en las placas de matrícula provisionales, aquellas que nos da la Dirección General de Trafico hasta tener la matricula definitiva del vehículo que las porta. Cada una de ellas tiene una función que detallamos a continuación.

¿Qué son las placas verdes de matrícula?

La placa verde es una matrícula provisional para particulares que proporciona la DGT hasta que se obtiene la matricula definitiva. Los vehículos que veas con este tipo de placa son los adquiridos nuevos en el extranjero y que, al circular aquí, tienen la obligatoriedad de hacerlo con matrícula española. Por lo tanto, además de tener que disponer de permiso de circulación, es necesario pasar por la ITV para obtener la ficha técnica.

Si es tu caso, con estos dos documentos, puedes contactar con nosotros para obtener un seguro para este vehículo.

El plazo máximo para obtener la matricula definitiva son 60 días si bien nos podemos encontrar con varios casos diferentes.

Puede ser que el vehículo provenga del extranjero. En ese caso la placa tiene una duración máxima de 60 días, aunque si no se puede llegar a matricular por algún motivo ajeno al propietario, se puede solicitar una prórroga.

Otro tipo de placa verde, por su duración, es si se traslada a otro país. Nos referimos tanto a vehículos nuevos cómo a vehículos ya matriculados. Si se traslada un vehículo nuevo, hay que acreditar con factura la venta del vehículo para su exportación legal; si se traslada a un país no comunitario, la DUA (Documento Único Administrativo) expedido por la aduana. Si se trata de un vehículo ya matriculado, hay que proceder a darlo de baja definitiva por traslado a otro país.

Existe otro tipo de placa verde, la que se emplea para el traslado a la provincia de matrícula, bien porque se haya obtenido o adquirido en subasta y su plazo de validez es de 10 días.

La placa verde se identifica porque ésta tiene el mismo formato de medidas que una placa de matrícula convencional, fondo verde, y contiene una inicial, cuatro dígitos y tres letras (P1234BBB).

¿Qué son las placas rojas de matrícula?

La placa roja es una matrícula provisional para empresas o entidades relacionadas con el vehículo: fabricantes, sus representantes legales, carroceros, importadores, vendedores o distribuidores, así como los laboratorios oficiales, con unos usos muy definidos y restrictivos.

Existen dos tipos de placas rojas: La tipo S (S1234BBB) y la tipo V (V1234BBB). Las placas más comunes que nos encontramos, son las del tipo S, muy usadas por los profesionales compraventa.

El uso de una placa roja tipo S es para vehículos importados que aún no están matriculados en España y para aquellos vehículos que son usados para pruebas o ensayos de investigación.

Es indispensable la ficha técnica del vehículo, el permiso temporal de circulación y los famosos “boletines”, documento en el que ANTES de iniciar el trayecto que vayamos a hacer, tenemos que documentarlo (voy a ir de A a C).

Cuando se circula con una placa roja, no se pueden llevar cargas, ni pasajeros, salvo por aquella persona que tenga interés en la compra del vehículo. Además, si dicha persona va probando el vehículo, debe ir acompañado por el propietario o aquél legalmente habilitado por él. En el caso de pruebas y ensayos, también se debe cumplimentar el boletín de trayecto.

Seguros para vehículos con placa roja tipo S

Podemos plantear seguros de duración anual y con diversas garantías, que van desde terceros básico, hasta garantías de todo riesgo para este tipo de placa roja.

Para obtener una placa roja, además de la documentación personal habitual, hay que acreditar el alta en el IAE en la actividad de compraventa de vehículos, y disponer de la licencia municipal del establecimiento para ejercer la actividad de compraventa de vehículos.

En el caso de los laboratorios, se acredita con el documento oficial expedido por el órgano competente, habitualmente el Ministerio de Industria. Para realizar un ensayo, hay que presentar también una justificación de la petición.

Una vez se disponga de la placa roja ya se puede solicitar el seguro, que va vinculado a esa placa en las garantías que se contraten y para una categoría de vehículo: es decir, que una placa roja tipo S para un coche, no se puede poner en un autobús.

Seguros para vehículos con placa roja tipo V

Las placas rojas tipo V (V1234BBB) es la placa que se usa cuando un particular vende un vehículo a un compraventa, y el texto legal que habilita para obtener estas placas es el siguiente: En las transmisiones en las que intervienen vendedores de vehículos, el titular deberá entregar el permiso de circulación en la Jefatura de Tráfico junto a un documento acreditativo de la entrega del vehículo al compraventa, tras lo cual se anotará en el Registro la baja temporal del mismo, que sólo podrá circular amparado por un permiso temporal de empresa concedido al compraventa para que pueda realizar pruebas con personas interesadas en su adquisición.

En la práctica habitual, los compraventa incluyen esos vehículos en los seguros de flota para vehículos de ocasión. Nosotros disponemos de un portal de gestión propio y directo con la compañía donde el compraventa puede dar de alta y baja sus vehículos, así como realizar gestiones de consulta de recibos, duplicados de pólizas inmediatas, documento carta verde, entre otras gestiones.

Si tienes cualquier duda o petición de seguro, tanto de placas rojas como verdes, puedes ponerte en contacto con nosotros y te daremos una solución personalizada.

Novedades

Biología y Ecología del jabalí
Biología y Ecología del jabalí
Visita de MGS Seguros
Visita de MGS Seguros
Territorio PYME
Territorio PYME

Categorías

Newsletter